Traspasando la realidad con un pincel... y mil sueños de papel.



5/2/09

Efecto segundo


Cuando menos se lo esperaba, la realidad comenzó a distorsionarse en una especie de relieve bidimensional, un frotamiento de colores oscuros y apagados sin un ápice de emoción en sus dobleces. Llovía papel envejecido por el estancamiento, formando un charco cenagoso y tristón bajo las botas negras con cordones. Y del marco del papel salían pánicos y heridas, tratando de agarrarse a la carne humana, hincando sus colmillos en las vísceras y vomitando sobre los contenedores de basura. Corriendo hacia ningún sitio, saltó por la ventana hacia un patio de luz, partiéndose la cabeza contra el reflejo de una farola. Rasgaba el aire una sierra asesina cercana. Abriendo los ojos miró la hora. Eran las nueve y cuarto pasadas. Ya era hora de levantarse de la cama.

3 comentarios:

lôgän dijo...

realmente no tiene nada que ver en las formas, pero si en el fondo, por lo que tu entrada de hoy me ha recordado a una de las escenas más míticas de la historia del cine: aquel sueño diseñado por Dalí para la, para mi gusto, genial película "Recuerda" de Hitchcock

PS: por si no lo has leído, te he dejado en mi blog un enlace que he encontrado para que te descargues el manga

dirtykitten dijo...

Precioso Yuzu, me ha encantado.

Besos guapetona, cuidate!

Sora dijo...

Pero q mal me caes joder!!!Ya sabes a q me refiero no???jajaja;muy xulo coason,un besote mi niña!!!