Traspasando la realidad con un pincel... y mil sueños de papel.



18/4/09

Despierta, Alicia

Ahora pienso (lo siento,no puedo evitarlo) en por qué tuve que sufrir esa etapa de mi vida que nunca quise sentir.


Aún recuerdo aquel momento, aquel punto de inflexión, aquel ser que me mostró otro camino, un atisbo de esperanza bailando en unos preciosos ojos color esmeralda. Ese aliento de una nueva vida que tanto prometía. Entonces acababa de morir, y cualquier cabo del cual poder agarrarse era miel ante mis ojos. Aferré como pude el nudo que me llevaría de viaje a conocer el mundo, a sentirme por fin como si fuera alguien, rodeada siempre de ilusión y sonrisas.


Descubrí en un descuido la pasión, tan poderosa y violenta, tan efímera, y tal como vino se fue, dejándome el dulce en los labios y las manos temblorosas. Pero entre tanto mi cuerda se había deshilachado. Al volver a buscarla vi que el tiempo se la había llevado, muy lejos de mí.


Perdida de nuevo en el invierno alguien me tendió una manta y me ofreció compartirla. Supongo que sonreí, y agarré con los dedos entumecidos un pliegue de lana para pasar la noche. Lo que pasó después debió ser obra del instinto, del agradecimiento o del destino, no importa el qué. Pero con el paso de las estaciones llegó una nueva helada.


Mis sábanas se veían ajadas y maltratadas después de un mal uso. Tiritando recordé la calidez de la pasón y el reconfortante brillo de la esperanza. Y salí llorando y maldiciendo mi vida, buscando de nuevo la puerta por la que un día entré en pos de la felicidad, esta vez para huir y no volver. Pero se llevaron la única llave que la abría, o mejor dicho, la destruí, y quedé atrapada para siempre.

9 comentarios:

David S. dijo...

¡Que bien escribes muchacha!

Saludos!

P.D.: Ya te contaré que tal LOL esta noche...

squee dijo...

La felicidad está siempre donde menos te lo esperas, muchas veces la tienes frente a ti y tardas mil años en verla, cuesta mucho encontrarla, pero una vez que lo haces debes morir luchando por retenerla y pensar que nunca existe un "para siempre", de modo que Alicia quizá debería reconstruir sus llaves (hay cerrajeros abiertos las 24 horas del día) y salir en busca de su felicidad, porque la vida suele ser siempre más simple de lo que nos empeñamos todos en complicarla.

¡Un beso! ^^

P.D: Y recuerda: ¡Nunca es demasiada gelatina! ^^

Carlos u_u dijo...

Ahora es cuando yo echo en falta un blog para contar mis experiencias personales utilizando la prosa retórica (suponiendo que escribiese la mitad de bien que tú). Me pondría a esgrimir alegorías y simbolismos por todos lados, ocultándome en un pseudónimo o personalidad inconcreta y procurando que al lector le invada un sentimiento de compasión y esperanza en que vengan tiempos mejores hacia mi persona. Y al resto que les dén, así de claro. Eso sí, escribes de P.M.

P.D.: Qué borde me ha quedado eso último xD

P.D.2: No,no voy a iniciar un blog, al menos de momento y si lo hiciera no sería para contar mi penosa vida.

Un beso.

Carlos u_u dijo...

Podrías currarte una entrada pidiéndome perdón, quiero por lo menos tres párrafos. Venga,que tú puedes ;)

Yuzuhira dijo...

o.O ????? estoy empezando a flipar contigo, colega...

Carlos u_u dijo...

O_o !! Pues anda que yo, no veas... "colega"

Carlos u_u dijo...

Bueno,mira,para aportar algo, échale un oído a este grupo a ver si te gustan o qué te parecen: "Klaxons"

Selenia dijo...

aqui no tengo mucho que comentar, xq no se bien q comentar.
Mmmm.. pos nah, cuidate^^

Ebola dijo...

ay veces q ay puertas q deberian permanecer cerradas... aunq se crea q puedes encontrar algo bueno. tus sentidos pueden estar mintiendo.

pero eso depende de cda uno. nunk se sabe, asta qla cruzas, y ya s demasiado tard.


icarymes